Lo que una moneda de 2 euros esconde

El 14 de enero, sábado, los grupos de EKO-ACG de la Unidad Pastoral de Errekarte nos reunimos para un encuentro común de oración, los militantes que organizaban el encuentro –uno de los grupos de la UP – nos recibieron regalándonos una moneda de 2 euros.

¿Qué bien, no? Ahora nos pagan por asistir a los encuentros.

La oración consistió en un repaso por algunos de los conflictos que actualmente asolan el mundo –Siria, Afganistán, la Guerra del Coltán en el Congo, Sudán del Sur, la falta de agua…

Todos ellos tenían características comunes:

 La gran mayoría o todas son guerras cuyo objetivo final es el control de la energía o los recursos naturales, cada vez más escasos: el petróleo, el agua, minerales que alimentan teléfonos móviles…

 Todos nos pillan muy lejos.

 Nuestra manera de consumir alimenta la continuidad de estos conflictos.

Esta última característica común a todos los conflictos fue la materia sobre la que oramos gracias a una serie de textos del Antiguo y el Nuevo Testamento de los que se me han quedado grabadas tres frases acerca de las cuales os invito a reflexionar: “¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano?”, “Jesús, mirándole, le amó” o “Que por mí no queden confundidos los que te buscan”.

Tras compartir nuestra oración, nuestros sentimientos, nuestras frustraciones, nuestra necesidad de buscar un camino alternativo de consumo a éste que tanto dolor nos está causando (si es que miramos y amamos como Jesús miraba y amaba… nos revelaron que esa moneda de 2 euros tiene el mismo perímetro (10,3 cm) que el brazo de un niño que sufre desnutrición.

Tras el impacto de lo que esconde una moneda de 2 euros, se nos invitó a darle otro significado a esos 2 euros. Nos dijeron que no era un regalo, sino un envío. Nos invitaron a usar esa moneda de 2 euros de forma que contribuyera a darle la vuelta a una realidad que no nos gusta.

Y es que siempre hay uno débil cerca del que se hace fuerte.

Siempre el fuerte se hace fuerte porque cerca hay uno débil.

Siempre habrá quien siempre quede el último.

A no ser que tú lo quieras ver al revés.

Dale la vuelta al orden (en todos los sentidos).

20170114_114252 20170114_114205

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Esta entrada fue publicada en Dokumentuak / Documentos, EKO-ACG, Eko-Acg. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>